La Doctora Jennifer Ashton nos comparte estos consejos para estar al pendiente de nuestra salud.

Por: @womenshealthmx 18 de enero de 2018

Porque las revisiones periódicas te salvan de problemas mayores cuando tu salud no se encuentra bien. Sigue nuestra guía para aprovechar al máximo cada cita (claro, si tu especialista recomienda que te hagas revisiones más frecuentes según tus factores de riesgo personales, hazle caso).

 

Revisión de piel

 

El diagnóstico de detección de melanoma mortal ha incrementado considerablemente en mujeres de entre 18 y 39 años.

 

HAZLO: una vez al año.

DOMÍNALO: retira todo el esmalte de uñas (tanto de manos como de pies). Tu dermatólogo necesita poder revisar cada centímetro de piel. Lo mismo aplica para el cuero cabelludo, así que si te vas a realizar la prueba, ese día no te hagas ningún tipo de peinado complejo.

 

Colesterol

 

Si tus niveles son muy elevados se te pueden bloquear las arterias y eso, a su vez, provocarte problemas graves de corazón.

 

HAZLO: por lo menos una vez cada cinco años, a partir de que cumplas 20.

DOMÍNALO: el día de tu prueba, en lugar de hacer spinning toma una clase de yoga. El ejercicio intenso empeora las lecturas de colesterol LDL “malo”, causándote una preocupación innecesaria.

 

Papanicolaou y prueba del VPH

 

Detectar anormalidades o infecciones ayuda a tu médico a diagnosticar el cáncer cervical en estado temprano, cuando más fácilmente se puede tratar.

 

HAZLO: al menos cada tres años a partir de que cumplas 21 para el Papanicolaou; ambas pruebas se deben hacer cada tres a cinco años después de los 30.

DOMÍNALO: no uses lubricante en los tres días previos a tu examen, ya que este producto puede ocultar las células anormales. No pasa nada si tienes sexo, pero quizá debas esperar: tu ginecóloga podría encontrar semen en tu vagina hasta 24 horas después del acto. Un sangrado abundante afecta los resultados, así que no te hagas la prueba mientras estés menstruando.

 

Presión arterial

 

Cuan fuerte trabaja tu corazón a diario se puede predecir tu riesgo padecer enfermedades cardiacas.

 

HAZLO: al menos una vez cada dos años a partir de que cumplas 20.

DOMÍNALO: pide a tu médico que te haga la prueba en ambos brazos. Si los números no coinciden, existe la probabilidad de padecer ataque al corazón o embolia. Asimismo, evita tomar café antes de la prueba: una subida de cafeína da resultados falsos.

 

Mamograma

 

Estos rayos X pueden detectar el cáncer de mama en mujeres que aún no presentan síntomas de la enfermedad.

 

 

HAZLO: cada año o dos a partir de que cumplas 40.

 

DOMÍNALO: si como el 50% de las mujeres tienes lo que los médicos llaman “pechos densos”, pídele que además te haga un ultrasonido. No causa dolor ni te expone a la radiación y es capaz de detectar cambios en tus tejidos gruesos.

 

 

Consejos para desintoxicar tu cuerpo