¡Claro que ella está demandando al hospital!

Por: Korin Miller 12 de marzo de 2018

Una madre de 31 años en Inglaterra sufrió la amputación de varias extremidades después de que los médicos no se dieran cuenta de que sufría de “Sepsis", y ahora demanda, informa South West News Service.

Magdalena Malec dice al “South West News Service” que tuvieron que amputarle las dos piernas, el brazo derecho y los dedos de la mano izquierda después de contraer “sepsis" en”Luton and Dunstable University Hospital”. (Inicialmente ingresó con un embarazo ectópico.) Magdalena además necesitaba un trasplante de riñón para salvar su vida.

"Ahora mi vida no es vida, es vegetación, es luchar por la vida", dice ella. "Estuve esperando durante seis meses la amputación de mis extremidades, con piernas y brazos malolientes ya en descomposición".

"Nada restaurará lo que tenía", continuó. "Nunca volveré a pintarme las uñas, nunca peinaré a mi hija". No confío en los médicos y soy muy escéptica sobre todas las citas médicas y diagnósticos”.

Magdalena dice que se enteró de que estaba embarazada en diciembre del 2014, solo para abortar unas semanas después. Tenía fuertes hemorragias y calambres estomacales, pero fue enviada a casa desde el hospital con analgésicos y tabletas contra la enfermedad, solo para descubrir durante una visita al hospital posterior que había tenido un embarazo ectópico (que ocurre cuando los óvulos fertilizados se implantan fuera del útero).

"Me he quedado sola, he tenido que  volver a aprender a caminar, peinarme, comer y cepillarme los dientes”.

Mientras se recuperaba, Magdalena desarrolló isquemia extensa (cuando la sangre no puede circular adecuadamente) en sus extremidades, que luego se infectaron convirtiéndose en gangrena, causando la muerte del tejido. Más tarde descubrió que esto fue causado por la pérdida de sangre y la sepsis, que el hospital no pudo atender.

Le llevó seis meses someterse a una cirugía para amputarle las extremidades, y regresaba al hospital tres veces por semana para recibir diálisis, que duraban cuatro horas la sesión. Ella dice que la relación con su pareja se rompió durante este tiempo.

¿Qué es sepsis?

La sepsis es una complicación potencialmente mortal de una infección. Afecta a más de 1.5 millones de estadounidenses cada año, y mata a aproximadamente 250,000 cada año, según “Centers for Disease Control and Prevention”. Los síntomas generalmente incluyen fiebre alta, sarpullido, picazón en las piernas, extremidades azules y dificultad para orinar.

No hay una sola causa de sepsis, pero puede ser causada por una variedad de enfermedades que incluyen neumonía, infección urinaria e infección de la piel, según los CDC. Si se detecta lo suficientemente temprano, puede tratarse con antibióticos.

Y, como lo vemos con Magdalena, puede ser un cambio de vida. "Me he quedado sola, empezando por volver a aprender a caminar, peinarme, comer y cepillarme los dientes", dice. "Todo fue un gran desafío para mí desde el principio. Me despertaba y no sabía qué hacer conmigo mismo “.

Magdalena dice que sueña con tener "condiciones de vida decentes" y vivir "con la mayor normalidad posible". Sin embargo, actualmente está atrapada en citas regulares en el hospital y es susceptible a las infecciones, porque los medicamentos que toma para sus riñones debilitan su sistema inmunológico.

Un vocero del “Luton & Dunstable University Hospital” le dijo a “South West News Service” que había "oportunidades perdidas para reconocer el deterioro clínico progresivo de [Magdalena] y actuar en consecuencia, incluida la administración oportuna de antibióticos”.

También expresaron "sinceras disculpas" a Magdalena y dicen que la atención que brindaron "cayó por debajo de los estándares que buscamos".

 

Podría interesarte: 5 mitos sobre la salud de la mujer