Los aceites esenciales están prácticamente en todas partes; las personas los usan para tratar acné, curar el herpes labial e incluso perder peso.

Por: Korin Miller 8 de mayo de 2018

Pero un nuevo y aterrador estudio, presentado el sábado en la centésima reunión y exposición anual de “The Endocrine Society”, muestra que los aceites de lavanda y árbol de té pueden contener sustancias químicas relacionadas con el crecimiento anormal de senos en niños pequeños. ¿Qué?

Esto no es exactamente nuevo: un estudio del 2007 publicado en “The New England Journal of Medicine” también encontró que el uso frecuente de productos de aceite de lavanda y árbol de té podrían causar ginecomastia masculina (crecimiento de mama).

Los investigadores también determinaron previamente que el aceite de lavanda y aceite de árbol de té tienen propiedades similares al estrógeno (la hormona responsable del desarrollo y regulación del sistema reproductor femenino), así como propiedades inhibidoras de la testosterona (la hormona responsable del crecimiento en los hombres).

Eso es problemático porque cualquier cosa que se mezcle con tus hormonas (también conocida como disruptor endocrino), puede causar problemas importantes en el futuro.

"Pueden imitar las hormonas en nuestro cuerpo o interferir con los procesos normales y causar problemas de crecimiento tumoral, desarrollo, reproducción e inmunidad", dice la experta en salud femenina Jennifer Wider, M.D.

En este nuevo estudio, los investigadores decidieron echar un buen vistazo a qué sustancias químicas en la lavanda y el aceite de árbol de té eran las culpables. Encontraron que 8 componentes eran particularmente sospechosos: eucaliptol, 4-terpineol, dipenteno / limoneno, alfa-terpineol, acetato de linalilo, linalool, alfa-terpineno y gamma-terpineno. En pruebas de laboratorio con células cancerígenas, descubrieron que todas estas sustancias químicas impactan al estrógeno y la testosterona en el cuerpo de una u otra forma.

Dato curioso: Muchos de los químicos que los investigadores probaron también aparecen en al menos otros 65 aceites esenciales.

El hecho de que los aceites esenciales contienen productos químicos que imitan el estrógeno debería ser particularmente preocupante para las mujeres, dice Wider. "[Los químicos similares a los estrógenos] pueden potencialmente causar la pubertad temprana y el crecimiento de las células mamarias", dice.

Esto no significa que estés totalmente arruinada si usas estos productos: se necesitan más estudios, dice Wider. Pero, agrega, vale la pena prestar mucha atención a este tema en el futuro.