Salud
 

5 aspectos que debes cuidar de tu zona vaginal

 
 

Mantén tu zona íntima lejos de las infecciones con estos consejos.

Por: @womenshealthmx y Canesten 10 de febrero de 2017

Flujo vaginal

El flujo vaginal es normal, es una sustancia que se produce de manera natural, varía a lo largo de tu ciclo menstrual, mientras más te acerques a la ovulación aumentará. Este flujo debe ser incoloro e inodoro, ayuda a prevenir infecciones y a mantener esta zona humectada.

Limpieza al máximo 

 Si te encanta estar limpiando tu zona V con todo lo que se te ocurra: toallitas, talco, jabones perfumados, desodorantes o sprays vaginales… debes tener cuidado, ya que pueden provocar reacciones alérgicas, irritación y hasta infecciones. Si sientes molestias acude a tu médico, existen productos que alivian las infecciones internas y los síntomas externos.

Cuidado en tu período

En este tiempo tu pH puede sufrir modificaciones, propiciando a la reproducción de hongos y bacterias. Esta es la razón por la que muchas de nosotras presentamos infecciones antes o después de nuestro ciclo menstrual

Deja respirar a tu zona íntima 

Hay algunos tipos de ropa que pueden favorecer el desarrollo de infecciones por dos razones: la ropa es muy ajustada o atrapa la humedad y el calor limitando la transpirabilidad. Algunos síntomas son, flujo vaginal blanco y espeso, comezón, ardor al orinar y en ocasiones dolor al tener relaciones sexuales. 

No lo tomes a la ligera

Si sientes molestias no las trates de tapar con tratamientos caseros, acude al médico puede ser que con un tratamiento muy sencillo acabes con el problema. Existen cremas y óvulos como los de  Cenasten V que te pueden ayudar a combatir los molestos síntomas. 

¿Sufres de cólicos? estos ejercicios te pueden ayudar, Ejercicios para los cólicos.

No dejes que nada acabe con tu día. 

 
 

WH - Comenta esta nota

 

Jun

27

Cómo cortar el salmón
Por su consistencia, a veces puede ser difícil lograr cortar las rebanadas de salmón en el grosor que deseas, pero eso lo puedes solucionar si lo haces cuando aún está un poco congelado. El corte te quedará mucho más fino sin que se rompa o termines haciendo un picadillo de salmón.